La DO Priorat (DOCa Priorato) se situa en una zona montañosa de la provincia de Tarragona. El macizo de la sierra de Montsant la delimita por el norte, en poniente se encuentra la sierra de La Figuera, por levante la sierra de Molló y, por el sur, el territorio se abre siguiendo el curso del río Siurana aguas abajo hacia el Ebro. El río Siurana y sus afluentes son la arteria geográfica principal de la zona, y provocan una serie de valles y pequeñas planicies gracias también a la sinuosidad geológica de las sierras y vertientes montañosas. La Denominación de Origen Calificada Priorato tiene una superficie de 17.629 hectáreas, de las cuales sólo 1.887 están plantadas con vid ya que se trata de que el crecimiento sea controlado, estas están  cultivadas por más de 600 viticultores. Administrativamente, forman parte de la DOCa Priorato 9 municipios: Bellmunt del Priorato, Gratallops, El Lloar, El Molar, La Morera de Montsant (que incluye en su término la villa de Scala Dei), Poboleda, Porrera, Torroja del Priorat, La Vilella Alta y La Vilella Baixa. La DOCa Priorato es la segunda de origen calificada de España junto con la Rioja y una de sus características es la gran cantidad de viñas centenarias.

Los monjes de la cartuja de Scala Dei (Escalera de Dios) trajeron desde la Provenza, en el siglo XII, los conocimientos y las técnicas para desarrollar una viticultura que arraigó con fuerza y ha evolucionado a lo largo de los siglos. Los dominios de la Cartuja configuraron el llamado Priorat histórico, que hoy coincide con la región vitivinícola de la Denominación de Origen Calificada Priorat. Aunque como el resto de Europa, el Priorato también sufrió la catástrofe de la Filoxera a finales del XIX y principios del XX, fue a partir de 1980 cuando la rehabilitación de la vid trajo de nuevo la prosperidad a unos paisajes ricos y arraigados a la memoria del terruño para elaborar esos vinos q constituyen una perfecta y curiosa combinación de artesanía, tradición y modernidad.

La DOCa Priorat forma una unidad paisajística compacta y bien definida, constituida por el gran anfiteatro montañoso que se extiende a los pies de la sierra de Montsant, por la litología pizarrosa de sus vertientes y por el trato que desde siempre se ha otorgado en esta tierra al ámbito agrícola, que se ha mantenido casi intacto hasta tiempos recientes. La orografía de esta zona hace que se tenga que cultivar la vid en «costers» (cuestas) con pendientes tan pronunciadas que obliga, en algunos casos, a construir terrazas. El paisaje que generan estos viñedos es uno de los rasgos característicos del Priorato, que le confieren esta personalidad tan acusada.

Buena parte del territorio de la DOCa Priorato tiene algún tipo de protección paisajística, ya sea como Plan Especial de Interés Natural (PEIN), Xarxa Natura 2000 o bien como parte del territorio incluido en el Parque Natural de la Sierra de Montsant.

Su clima está marcado sobre todo por las notables oscilaciones térmicas entre el día y la noche. En verano se pueden alcanzar temperaturas mínimas de 12º, mientras que las máximas pueden llegar hasta los 40º, aunque la superficie del suelo rocoso puede alcanzar valores mucho más elevados. La temperatura media anual oscila entre los 14º y los 12º, de la parte más baja a la zona situada a los pies de Montsant. La pluviometría media anual se sitúa entre los 400 y los 600 litros por metro cuadrado. Estas condiciones favorecen la maduración completa del fruto que permite su recolección en el momento óptimo y permite aportar a los vinos unas características inconfundibles respecto a otras similares. También propician la obtención de vinos de gran calidad.Por otra parte, estos suelos duros y el clima seco provocan que la cepa obtenga muy poco desarrollo, cosa que facilita la baja incidencia de enfermedades en la planta.

Los viñedos pueden llegar a tener un 60% de pendiente y muchas no permiten el acceso mecánico por este motivo se trabaja siguiendo las formas más tradicionales de cultivo. Las variedades recomendadas y las autorizadas en la Denominación de Origen Calificada Priorato son las siguientes:

Variedades tintas recomendadas: Garnacha, Mazuelo;

Variedades tintas autorizadas: Garnacha Peluda, Tempranillo, Picapoll Negre, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Pinot Noir, Merlot y Syrah.

Variedades blancas: Garnacha blanca, Macabeo, Pedro Ximénez, Chenin Blanc, Moscatel de Alejandría, Moscatel de Grano Menudo, Merseguera, Picapoll Blanc y Viognier.

Las variedades más cultivadas en la DO Priorat son las tintas, con la Mazuelo y la Garnacha como variedades autóctonas más destacadas. Los tipos de vinos amparados por la Denominación de Origen Calificada Priorat son tintos, rosados, blancos, rancios, semidulces, dulces y de licor, pudiendo utilizar las indicaciones de :

  • Vino de Villa (tendrán una elaboración y crianza totalmente independientes dentro de la bodega y serán identificables en cualquier momento.En el caso de vinos identificados por zona de producción rosados o tintos se tendrán que elaborar con un mínimo del 60% de uva de variedades recomendadas, o del 50% en el caso de que sólo haya una de las variedades recomendadas en su composición. Los vinos blancos podrán elaborarse con las variedades autorizadas en la DOCa Priorat.
  • Vino de Finca (El vino de finca es la máxima distinción a la que puede optar por ahora un vino en Cataluña). Los requisitos que los convierten en tan singulares son los siguientes:El rendimiento máximo admitido para la uva destinada a Vino de Finca puede ser un 15% inferior a lo establecido por la Denominación de Origen para el resto de vinos. El vino de finca será obtenido exclusivamente de uvas procedentes de viñedos que constituyan una unidad de explotación vitícola. El nombre del vino estará vinculado al nombre de los viñedos de los cuales se obtienen esos vinos con características cualitativas especiales. En cuanto a la obtención del vino, este debe ser elaborado, embotellado y criado por bodegas que tengan la titularidad de los viñedos situados en una finca, y están situadas en la misma finca o, excepcionalmente, en bodegas próximas. Este tipo de vinos tendrá una elaboración y crianza totalmente independientes, diferenciada, dentro de la bodega, y serán identificables en cualquier momento. Para el reconocimiento de vino de finca, éste ha de tener una trayectoria consolidada de prestigio y de calidad de al menos 10 años en el mercado.
  • Crianza, vinos cuya crianza se mantenga durante un período mínimo de 24 meses, de los cuales seis serán en botas de roble.
  • Reserva, vinos cuya crianza se mantenga durante un período mínimo de 36 meses, de los cuales doce serán en botas de roble.
  • Gran reserva, vinos cuya crianza se mantenga durante un período mínimo de 60 meses, de los cuales veinticuatro serán en botas de roble.

Bodegas de la D.O.

[penci_grid_10 build_query=»post_type:post|size:400000|order_by:title|order:ASC|categories:142″ block_title_align=»style-title-left» post_standard_title_length=»12″ hide_post_date=»true» hide_comment=»true» hide_icon_post_format=»true» hide_review_piechart=»true» custom_markup_1=»»]