La DO Arribes es una denominación relativamente joven ya que no fué hasta el 2007 cuando se le otrogó el ansiado título. La Denominación de Origen comprende dos zonas situadas entre Zamora y Salamanca con una gran tradición vitivinícola a orillas del Duero. Cuenta con una extensión de viñedo inferior a las 500 hectáreas repartidas en doce bodegas que producen en principio para el mercado local y regional aun que cada vez más sus vinos se están asomando al mercado nacional e internacional.

En Arribes podemos encontrar vinos tintos, rosados y blancos que van desde vinos jóvenes hasta vinos Crianza, Reserva y Gran Reserva.

Los vinos de Crianza se envejecerán por un periodo no inferior a dos años, contados a partir de 1 de noviembre del año de la vendimia, de los cuales seis meses como mínimo los pasarán en barricas de roble con capacidad máxima de 330 litros. Los vinos de Reserva contarán con un envejecimiento de tres años naturales, de los cuales 1 año como mínimo será en barricas de roble y 2 años en botella. Por último los vinos de Gran Reserva estarán envejecidos cinco años, de los cuales han de permanecer en barrica 24 meses y 36 meses en botella.

Todos ellos serán elaborados con las variedades de uva Bruñal, Juan García (Malvasía Negra), Rufete, Tempranillo, Garnacha y Mencía en las tintas, y Malvasía, Verdejo y Albillo entre las blancas.

La Denominación de Origen Arribes tiene un microclima muy característico. El índice pluviométrico anual se sitúa por encima de los 700 mm. El relieve determina grandes diferencias térmicas, con inviernos fríos y largos así como veranos cortos y calurosos, resultando los primeros más cortos que los veranos. Apenas nos encontraremos con heladas. El viñedo encuentra realmente condiciones inmejorables para desarrollar perfectamente su ciclo vegetativo.

En cuanto a los suelos la DO Arribes, son producto de la descomposición de las rocas graníticas,presentando zonas poco profundas de apenas medio metro compuestas de granito laminar que retiene y regula perfectamente la humedad. Debido a las pronunciadas pendientes casi verticales ha sido necesario la construcción de bancales para poder guardar en ellos suelos de estructura lino arenosa, siendo escasos en cal pero con un pH ácido. También el contenido de materia orgánica y oligoelementos es bajo.

La vendimia se llevará a cabo cuando se considere que la uva tiene el grado de madurez adecuada, siempre superior a los 11% y será el consejo regulador quien otorgue las autorizaciones para las necesidades de riego si fuera el caso.

Bodegas de la D.O.