La Denominación de Origen Arlanza se localiza en la zona centro de la provincia de Burgos, a unos 40 kilómetros de la capital hacia el sur. Esta situada en el valle medio y bajo del río Arlanza y de sus afluentes hasta su confluencia con el río Pisuerga y sureste de Palencia. Esta DO está formada por 67 municipios, de los cuales 54 pertenecen a la provincia de Burgos, y 13 a la de Palencia. Esta denominación cuenta con cerca de 450 has., trabajadas por 320 viticultores que cuentan con 23 bodegas amparadas bajo el nombre de la DO Arlanza.

Arlanza es tierra de vinos desde el siglo X, en el que ya aparecen reseñas históricas de la existencia de viñedos en manos de los monasterios. Un legado cultural y vitiviní­cola conservado hasta nuestros días. Es de reseñar este dato según el cual la familia condal que regentaba la zona gozaba de viñas y los monjes del Arlanza las mimaban, especialmente en el priorato de Santa Inés. Covarrubias alaba sus propios caldos, y la abadesa reclama a cada vecino de su fuero, un pozal de vino como pago. A principios del siglo XX apareció la filoxera, y al igual que en buena parte de la Península en la zona se obligó al arranque de la totalidad del viñedo existente y a su posterior replantación. En el año 1920 la reestructuración del viñedo se había completado. Pero a partir de estos años la gran expansión de la industria hizo que se necesitara mucha mano de obra y esta es la razón de la cantidad de inmigración hacia las ciudades dejando los cultivos algo abandonados. Es realmente a partir de 1995 cuando un grupo de personas se afana por recuperar la tradición vinícola de Arlanza, consiguiendo con su trabajo en un primer lugar la mención de Vino de la tierra de Arlanza. Este fue la primera meta pero a partir de aquí todos los esfuerzos fueron encaminados en controlar las producciones y elaboraciones a la vez que se daban a conocer los productos a unos consumidores que los aceptaron de buen grado, consiguiendo por fin en 2.007 el reconocimiento de la Denominación de Origen Arlanza.

El clima de la DO Arlanza está fuertemente condicionado por su altitud sobre el nivel del mar, el cuál oscila entre los 750 y 1.200m y por el aislamiento que ofrecen las montañas privando de la influencia marítima. En consecuencia, se puede definir como de rigurosos y largos inviernos, veranos relativamente suaves, pobres precipitaciones y alta aridez estival. Este clima continental da lugar a grandes oscilaciones térmicas, tanto diarias como estacionales. La precipitación media del año está comprendida entre los 450 y 500 milímetros.

En cuanto al suelo que estamos tratando aquí, está marcado por la altitud. Se puede definir la zona este de la demarcación por los relieves abruptos y escarpados. En el análisis de los suelos se observa que tienen una textura franco-arenosa, sin problemas de salinidad y con unos contenidos en materia orgánica más bien bajos .En la transición entre las zonas abruptas del este y las llanuras onduladas del oeste hasta su encuentro con el valle del Arlanzón, los suelos son de pH básico y un alto contenido en calcio pero ciertamente aptos para el cultivo de la vid. Si nos movemos hacia el oeste, está formado por llanuras onduladas aptas para el cultivo del viñedo. Los suelos de esta amplia unidad tienen más arcilla en la parte norte y más carbonatos en el suroeste. Al sur del río Arlanza y cerca de su desembocadura en el Pisuerga se encuentran una serie de páramos y valles caracterizados por la presencia de caliza.

Dentro de las variedades de uvas permitidas de esta denominación hablaremos de Albillo Mayor y Viura para las blancas y para las tintas haciendo especial mención a su variedad principal La Tinta del País (Tempranillo) 55% de lo cultivado, además de al resto de variedades autorizadas como Garnacha Tinta, Mencía, Cabernet Sauvignon, Merlot y Petit Verdot.

Los tipos de vinos producidos en la DO Arlanza serán tintos, blancos y rosados. Y según el grado de envejecimiento se podrán utilizar los términos para los tintos y rosados “roble” y para los tintos “Crianza”, “Reserva” y “ Gran Reserva” siempre realizándose en barricas de roble de máximo 330l. Apuntar que también se producen vinos” jóvenes” que serán los comercializados en su primer o segundo año de vida, que tradicionalmente pasan de los depósitos a la botella, sin un periodo intermedio de crianza en barrica.

En cuanto al enoturismo de esta zona cabe destacar la Ruta del Vino de Arlanza que pertenece a las rutas del vino de España.

Bodegas de la D.O.